Google quiere escuchar tus conversaciones con la nueva app de amplificación de sonidos

Múltiples implementaciones de tecnología que alguna vez existieron sólo en la ciencia ficción, hoy son comunes en millones de hogares. Según especialistas en servicios de ciberseguridad, un ejemplo claro son las aplicaciones que se activan con la voz, como Google Sound Amplifier, para Android. Esta herramienta cuenta con acceso a cualquier cosa que escucha el usuario, como programas de TV, pláticas entre amigos, música que escucha el usuario, etc.

Si bien algunos consideran que su uso es realmente útil para múltiples propósitos, usuarios menos confiados consideran que estas herramientas son auténticos caballos de Troya en términos de vigilancia en plena era digital.

Los desarrolladores afirman que el uso más común de esta app es para ayudar a las personas con discapacidades auditivas. Usando Sound Amplifier, las personas con dificultad para escuchar claramente podrán detectar sonidos que de otro modo no podrían sin que esto intervenga en su entorno, por lo que otras personas cercanas ni siquiera notarán su uso. Esta aplicación usa aprendizaje automático para clasificar millones de muestras de audio y adaptarse a las necesidades de cada usuario.

Acorde a los expertos en servicios de ciberseguridad, cuando un usuario conecta sus audífonos a un smartphone con Sound Amplifier puede personalizar las frecuencias para aumentar los sonidos emitidos por una fuente de audio determinada. En pocas palabras, la aplicación aumenta amplifica el sonido deseado y filtra el ruido de ambiente, con lo que se puede escuchar cómodamente una conversación en un entorno ruidoso.

A pesar de sus ventajas, expertos del Instituto Internacional de Seguridad Cibernética (IICS) consideran que los actores de amenazas podrían aprovecharse de esta app con fines maliciosos. Por ejemplo, una conversación privada puede ser escuchada fácilmente con esta herramienta, además, un atacante podría combinar el uso de esta app con técnicas de ingeniería social para robar las credenciales de inicio de sesión de un usuario desprevenido.

Por si no fuese suficiente, el uso de esta aplicación implica inconvenientes de privacidad. Especialistas en servicios de ciberseguridad afirman es un hecho demostrado que Google Sound Amplifier almacenará un registro de cada conversación del usuario que después será enviado a la nube. Por obvias razones, este es un asunto de privacidad realmente serio, similar a las violaciones de privacidad en las que incurren frecuentemente herramientas de software que se activan con la voz, como los asistentes de Google y Apple.

Problemas como este, aunque indeseables, al menos deben ayudar a recordarnos la necesidad de crear una Declaración de Derechos en Internet que proteja al usuario contra estos intentos de vigilancia sistemática. ¿Acaso no hemos librado ya muchas batallas para evitar esa clase de violaciones a nuestra privacidad?

Google adelanta la incorporación de los mensaje RCS: adiós al SMS

Google ha decidido asumir un control más directo para la implantación de la mensajería RCS, evitando así los constantes retrasos provocados por las operadores, para prometer que a finales de este mes los usuarios de Android podrán comenzar a hacer uso de estos chats.

Siendo un tema recurrente desde que fuera presentado en el Mobile World Congress de 2016, y pese a su inminente llegada, todavía existen muchos usuarios que no han oído hablar sobre esta tecnología. Es por eso por lo que queremos dedicar este artículo para presentaros la que será la nueva generación de mensajería móvil.

¿Qué significa RCS?

El estándar RCS, de sus siglas en inglés «Rich Communication Service», es el protocolo de mensajería con el que las operadoras planteaban el salto generacional y el abandono final del «Short Messaging Service», más conocido como SMS.

Esto a su vez, implicaría la eliminación de tarifas especiales tanto para los mensajes de texto como para aquellos que incluyan cualquier tipo de contenido adjunto, funcionando de igual manera que lo hacen las aplicaciones de mensajería como WhatsApp o Telegram.

Sin embargo, más allá de lo que declaran muchos, el RCS no aspira todavía a ser un reemplazo de estas aplicaciones, aunque transformará los viejos mensajes de texto en algo muy similar a lo que ofrecen estas apps. Por el momento, y como principal diferencia y aspecto negativo, este tipo de mensajes no contarán con los cifrados de extremo a extremo, lo que los hará susceptibles de ser leídos por las propias operadoras o gobiernos.

En cuanto al resto de funcionalidades, y con la única limitación de archivos hasta los 10MB, este sistema de mensajería podría utilizarse de manera normal para comunicarse con cualquier usuario a través de su número de teléfono. Otro valor añadido que parece estar planteando Google es la implementación dentro de su propio navegador web, pudiendo así comunicarnos con una mayor facilidad, por ejemplo, con las compañías o establecimientos que se anuncien en su buscador.

Además, este estándar no solo está apoyado por Google, si no que cuenta con el respaldo de 55 operadoras, 11 fabricantes de smartphones, y otra grande empresas como Microsoft, cuya presencia podría implicar una futura implementación en Windows 10.

Cómo usar los mensajes RCS

La idea es que este estándar se implemente directamente en la actual aplicación de mensajes de nuestro teléfono, las mismas funciones que las aplicaciones de mensajería instantánea. De hecho, aunque como os comentábamos su promoción está resultando de lo más discreta por parte de las operadoras, muchas de ella ya lo soportan.

De esta manera, para enviar fotos, vídeos o notas de voz ya no necesitaremos utilizar otras aplicaciones ni registros, funcionando a través de perfiles universales enlazados a nuestro número de teléfono. Google dice que lanzará los servicios a más países a lo largo del año, pero no se comprometería a decir que estaría disponible en todas las regiones para fines de año.

WhatsApp ya reproduce los mensajes de voz de forma consecutiva en Android

Aunque WhatsApp comenzó como una aplicación de mensajería instantánea de mensajes de texto, ha ido evolucionando añadiendo cada vez más opciones y el uso de la misma ha mutado. Uno de los usos que más ha crecido ha sido el envío de las notas de voz. Comandos rápidos en los que en ocasiones se acumulan y se hacen un engorro el escucharlos de forma consecutiva, hasta ahora.

La aplicación se ha actualizado ahora en Android para que si recibimos varios mensajes de voz en la misma conversación, éstos se reproduzcan como un único mensaje con tan sólo pulsar en la reproducción del primero de ellos.

Esta funcionalidad ya estaba disponible tanto para los usuarios de iOS como para aquellos de Android que tenían instalada la beta de la aplicación. Ahora ha llegado a todos los que tienen WhatsApp actualizado en un teléfono con el sistema operativo de Google.

Ahora WhatsApp va saltando de un audio al siguiente e introduce una pequeña señal acústica para que el usuario sea capaz de diferenciar cuándo acaba un mensaje y empieza el siguiente.

WhatsApp: ¿cómo desactivarlo si me roban el móvil?

No encuentras tu móvil. Acabas de llegar a casa y no sabes dónde lo has dejado. No está en el abrigo, ni el bolso. Tampoco en el coche. Llamas y no suena. No aparece por ningún lado. No sabes si te lo han robado o lo has perdido. En estos momento no hay tiempo que perder. Es mucha la información que en la actualidad guardamos en el «smartphone». Y WhatsApp es, en este sentido, una auténtica mina de oro. Así que cuanto antes actúes, mejor. Estos son los pasos a seguir:

1. Lo primero que tienes que hacer es dar de baja tu tarjeta SIM. Toda cuenta de WhatsApp va asociado a una tarjeta, así que jamás podrás recuperar tu cuenta si no la desactivas. Llama a tu operador y di que quieres darla de baja.

2. Una vez anulada, comunica también a tu compañía que quieres solicitar una tarjeta nueva pero con el mismo número de teléfono. Con un poco de suerte, podrás pedir que te la envíen a una tienda de tu operador de telefonía y recogerla en el mismo día.

3. Ponte en contacto con WhatsApp. Manda un email a support@whatsapp.com y escribe en el asunto «Teléfono robado/extraviado: Por favor, desactiva mi cuenta +52000000000». Es decir, tienes que poner tu número de teléfono precedido por el «+» y el código de país. En México, es el 52.

WhatsApp no borrará tu cuenta siempre y cuando no permanezca más de 30 días desactivada. Es decir, tienes un mes para recuperarla. Si pasa más tiempo, la compañía elimina para siempre esa cuenta.

Durante esos días, si recibes mensajes, podrás leerlos una vez recuperes el control sobre tu cuenta. Todos te llegarán de golpe. Y, si hiciste copia de seguridad en Google Drive, mejor, ya que podrás recuperar todos los mensajes que tenías.