Hackers logran acceder a teléfonos de usuarios de Whatsapp

La aplicación de mensajería instantánea WhatsApp, propiedad de Facebook, dijo hoy haber detectado una vulnerabilidad en su sistema que permitió que piratas informáticos instalasen software espía en algunos teléfonos y accediesen así a los datos contenidos en los dispositivos.

La compañía instó a los 1.500 millones de usuarios que tiene en todo el mundo a “actualizar la aplicación a su última versión” y a mantener al día su sistema operativo como medida de “protección”.

WhatsApp, que fue adquirida por Facebook en 2014, indicó que en estos momentos aún no puede precisar cuántas personas fueron afectadas, pero aseguró que las víctimas fueron elegidas “de forma específica”, de manera que en principio no se trataría de un ataque a gran escala.

El “spyware” o software espía que se instalaba en los teléfonos “se asemeja” a la tecnología desarrollada por la empresa de ciberseguridad israelí NSO Group, lo que llevó a WhatsApp a situarla como principal sospechosa detrás del programa de espionaje.

Los hackers llevaban a cabo una llamada a través de WhatsApp al teléfono a cuyos datos deseaban acceder e incluso en el caso de que la persona receptora no respondiese a la llamada, un programa de “spyware” se instalaba en los dispositivos.

Que algunas de las organizaciones afectadas sean plataformas de defensa de los derechos humanos refuerza la hipótesis de la implicación por parte de NSO Group, ya que su software ha sido usado en el pasado para llevar ataques contra este tipo de entidades.

NSO Group, que opera de forma opaca y durante muchos años lo hizo en secreto, diseña software espía para sus clientes, entre los que se encuentran Gobiernos de todo el mundo, que lo usan para acceder a dispositivos móviles y obtener información. El “spyware” tuvo capacidad para infectar a teléfonos con sistema operativo de Apple (iOS) o de Google (Android).

WhatsApp perderá una de las funciones más utilizadas por los usuarios

Las actualizaciones de las apps del móvil suelen incluir nuevas funciones y mejoras. Pero en ocasiones, también eliminan herramientas y contenido existente, sin razón aparente. En lo que va a ocurrir en la próxima versión de WhatsApp, si hacemos caso a la última beta. Y no son buenas noticias: WhatsApp perderá una de las funciones más utilizadas por los usuarios.

La web Wabetainfo se dedica recopilar los cambios (a veces, no documentados), que incluyen las betas de WhatsApp. En la beta 2.19.60.26 de la versión de iOS se confirma la eliminación de una función que también ha desaparecido en la beta 2.19.60.4 de WhatsApp Business, y en la version de Android.

En la proxima actualización de WhatsApp ya no será posible guardar la foto de perfil de un contacto en el móvil. Hasta ahora bastaba con entrar en el perfil del usuario, tocar en la foto y seleccionar Guardar en dispositivo. En la última beta de WhatsApp, ya no aparece el botón de Guardar. ¿Por qué?

Facebook no lo justifica en la documentación, pero todo indica que esta función eliminada de WhatsApp ha desaparecido por una simple cuestión de privacidad.

Cuando guardamos una foto de perfil de otra persona, estamos recopilando información privada sin su permiso explícito, y sin que se entere. Es cierto que vamos a poder seguir haciéndolo con una simple captura de la pantalla de la foto de perfil, pero a nivel legal hay una diferencia: la opción Guardar es responsabilidad de WhatsApp, y la captura del pantalla, del usuario. De esta manera WhatsApp se protege ante posibles denuncias por violación de privacidad.

Otro cambio importante se encuentra en el formato de audio en el que WhatsApp graba los mensajes de voz. WhatsApp utiliza Opus, que es un formato que mantiene la calidad y la baja latencia, ocupando muy poco. Pero muchas apps no son compatibles con Opus, así que WhatsApp va a cambiar Opus por m4a (ACC codec), aunque solo en la versión iOS, de momento.

Otro novedad es una leve mejora en los álbumes de los grupos de WhatsApp. Cuando recibes varias fotos en un chat en grupo al mismo tiempo, ahora se muestra en el álbum la cantidad de fotos que contiene. No es una mejora importante, pero es útil para hacerte una idea de lo que vas a ver.

Hay también algunas optimizaciones en los vídeos en streaming que vas a descargar, y mejoras en la calidad de las llamadas de voz y las notificaciones.

WhatsApp ya reproduce los mensajes de voz de forma consecutiva en Android

Aunque WhatsApp comenzó como una aplicación de mensajería instantánea de mensajes de texto, ha ido evolucionando añadiendo cada vez más opciones y el uso de la misma ha mutado. Uno de los usos que más ha crecido ha sido el envío de las notas de voz. Comandos rápidos en los que en ocasiones se acumulan y se hacen un engorro el escucharlos de forma consecutiva, hasta ahora.

La aplicación se ha actualizado ahora en Android para que si recibimos varios mensajes de voz en la misma conversación, éstos se reproduzcan como un único mensaje con tan sólo pulsar en la reproducción del primero de ellos.

Esta funcionalidad ya estaba disponible tanto para los usuarios de iOS como para aquellos de Android que tenían instalada la beta de la aplicación. Ahora ha llegado a todos los que tienen WhatsApp actualizado en un teléfono con el sistema operativo de Google.

Ahora WhatsApp va saltando de un audio al siguiente e introduce una pequeña señal acústica para que el usuario sea capaz de diferenciar cuándo acaba un mensaje y empieza el siguiente.

Huawei confirma que se despide de Android, tiene ya su propio sistema operativo

Golpe de efecto por parte deHuawei. La firma tecnológica china ha confirmado lo que lleva días rumoreándose. Sí, tiene «plan B»: se llama HongMeng OS y es su nuevo sistema operativo, que, según los primeros detalles que han trascendido, estaría basado en Android, puede contar con su propia tienda de aplicaciones (AppGallery es el nombre que está en las quinielas) y sería compatible con aplicaciones de Android.

El nombre que más fuerza cobra en los mentideros de internet, ArkOS. Lo que suena en las quinielas es que la próxima plataforma será un «fork» -cuando los desarrolladores crean un sistema operativo alternativo a Android pero que en esencia lleva el «Android Kernel»- que se extraerá a través de Android Open Source Project (AOSP), la plataforma de desarrollo del sistema operativo de código abierto.

Hace tiempo ya que la compañía era muy consciente de que entre los planes de EE.UU. estaba cortar relaciones con ellos. La administración de Donald Trump hizo realidad el pasado 15 de mayo los peores presagios de la firma que fundó Ren Zhengfei en 1987. Huawei pasó a formar parte de la « lista negra» del presidente Trump, prohibiendo así cualquier tipo de negocio con empresas que suponen un riesgo para la seguridad nacional. Era el paso definitivo tras varios meses de enfrentamiento.

La Casa Blanca siempre ha defendido que Huawei está alservicio del régimen de Pekín. Y aunque las acusaciones de espionaje siguen sin demostrarse, la sombra sobre una verdadera guerra comercial se alarga cada vez más. EE.UU., aún así, no ha dudado en tomar medidas o presionar a sus países aliados para que cesen también sus relaciones con la firma china.

Ante este panorama, Google anunció el 26 de mayo que suspendía los negocios con Huawei. El pánico se apoderó de los usuarios, quienes no sabían qué iba a pasar con sus móviles Huawei., entre los que figura también Honor, su segunda marca. Pero una inesperada tregua por parte de EE.UU. ha calmado las aguas durante 90 días. Huawei seguirá con Google y operando con toda normalidad con Android hasta el 19 de agosto. Después, las actualizaciones de Android en los teléfonos de Huawei llegarán a su fin.Será entonces cuando Huawei escriba un nuevo capítulo en su historia: el nacimiento de su propio sistema operativo.

Tal y como ha confirmado la propia compañía a «TechRadar», sí tienen su propio software. Su nombre clave es HongMeng y será el que reemplace a Android. Aunque en un principio se había rumoreado que sería lanzado en junio, la realidad es que su puesta en marcha se retrasará algo más: en China se lanzará a finales de 2019 e internacionalmente en 2020.

Android deja paso a ARK OS

«El sistema operativo propio de Huawei, cuyo nombre en clave es HongMeng, está programado para reemplazar a Android una vez que la prohibición de Google entre en vigencia», subraya Alaa Elshimy, director y vicepresidente de Negocios Empresariales de Huawei en Medio Este a «TechRadar». «Huawei -continua- sabía que esto se avecinaba y ha estado preparándose. El sistema operativo estaba listo en enero de 2018. Era nuestro ‘plan B’. Pero no queríamos llevarlo al mercado porque teníamos una relación sólida con Google y no queríamos arruinarla».

El sistema operativo se Huawei podría llamarse Ark OS y se espera que sea compatible con «smartphones», ordenadores, tabletas, televisores… Es decir, daría soporte al »Internet de las Cosas» (Iot), el todo conectado del futuro. «Se espera que todas las aplicaciones que funcionan con Android funcionen con este nuevo software sin necesidad de personalización adicional», asegura Elshimy. Además, los usuarios podrán descargarse las aplicaciones desde Huawei AppGallery, una tienda que, como es de esperar, no saldrá al mercado con la oferta que en la actualidad tienen Google Play o App Store. En este sentido, el reto de la compañías es atraer a los usuarios.

“Somos Autosuficientes”

«Las sanciones de EE.UU. no afectarán al sistema operativo de la compañía ni a los conjuntos de chips, ya que somos autosuficientes en muchos aspectos», recuerda el responsable. «Tenemos todos los conjuntos de chips -añade Elshimy-, excepto los de Intel para PC y servidores. Todos en el mercado están usando el chip de Qualcomm y somos los únicos que usamos nuestro propio chip. Es por eso que podemos ir a la velocidad que queremos».

Además, el directivo ha añadido que tienen su propio procesador basado en ARM para reemplazar los chips de Intel y que lanzará su propia base de datos, similar a Oracle, pronto. Con respecto al problema de cómo los teléfonos de Huawei van a resolver los problemas de conectividad del WiFi y Bluetooth, Elshimy ha recordado que la alianza WiFi es un estándar internacional en la que Huawei «es uno de los principales contribuyentes», pero no es obligatoria.

«Desde mi punto de vista, el mayor perdedor será la alianza si nos mantienen fuera de la misma», apunta Elshimy a «TechRadar». «Desde el punto de vista de la industria, es un estándar y es bueno si cumples con él, pero no necesitas ser parte de la alianza. La misma respuesta se aplica a los casos de Bluetooth y SD».

La apuesta de Huawei es, sin duda, arriesgada. Pero no tiene otro camino y la compañía no está dispuesta a darse por vencida. En este sentido, cabe recordar que, Ren Zhengfei, que está compareciendo en los medios de comunicación a raíz de la crisis, ha asegurado que Trump «subestima la fuerza» del gigante de las telecomunicaciones.